Volver al Inicio  
 Mapa del Sitio

 

 Definir un Kayak de Mar

 

 Que lo hace diferente

CARACTERÍSTICAS DE UN “KAYAK DE MAR”

 Que se tiene en cuenta

 Conclusiones

 

Artículo de: A.Merino. Capitán de la M.M.. Naval Systems&Applications Engineer

  TRANSLATE

 

Definir un “Kayak de Mar”

En la actualidad el kayak abarca varias disciplinas: agua dulce (río), surf, olímpico (pista o competición), polo, etc.. Cada una de estas aplicaciones, requiere su propio diseño específico del casco, de acuerdo con la función que se espera de él. En este Artículo,  vamos a centrar nuestro interés en algunas de las particularidades del diseño del Kayak de Mar.

El Kayak de Mar, es la manifestación más aventurera y de contacto con la naturaleza que combina las exigencias y conocimientos de varias disciplinas, tales como navegación, orientación, excursionismo, con el valor añadido del viaje, la exploración, la práctica de un deporte, el piragüismo y el excursionismo. Todo ello, disfrutando de la sensación de libertad y la vida en el medio ambiente. Siendo esto cierto, también implica riesgos que deben ser asumidos y previstos de antemano. El más importante, es lo que cualquier kayakista sabe, que una situación atmosférica, puede cambiar durante su navegación de forma imprevista y convertir el medio, en un ambiente hostil.

Los kayaks de mar son realmente, pequeñas embarcaciones marinas, muy rápidas y dinámicas. Para cumplir los requisitos de velocidad, disponen de una gran eslora en comparación con la manga, de un francobordo muy pequeño y de una proa y popa muy afiladas. Como consecuencia de estas formas, cuando el kayak se enfrenta a determinado tipo de ola, se clava en ella, dando la sensación de  “atravesarla”, ya que al disponer de muy poco volumen en proa, no tiene la suficiente flotabilidad como para levantarla.

Es fácil de entender que el Kayak de Mar, debe haber sido diseñado especialmente para travesías de medio-largo recorrido en mar abierto. Por ello,  sus formas, deben haber sido adaptadas para estas condiciones, sin perder por ello su características fundamentales de kayaks, pero aplicando características similares a un buque de altura. Estos disponen de un casco afilado pero de una amura y aletas muy abiertas para evitar la entrada de agua a bordo.

Hay fabricantes que distinguen entre un Kayak de Mar y un Kayak de Travesía, refiriéndose posiblemente, a la disponibilidad de tambuchos para carga. En cualquier caso, la denominación de Kayak de Mar, debería responder a su preparación para afrontar las situaciones inesperadas que puede deparar una larga travesía.  

 

Qué hace diferente a un Kayak de Mar

Muchos autores definen que entre las características más habituales de un Kayak de Mar, deberían contarse como mínimo:

Eslora Aprox. = 5m

Manga aprox. = 55 cm.

Franco Bordo mínimo => 40% Calado máximo.

 

Además de estos requisitos, pueden incluirse:

2 Compartimientos estancos para hacerlo insumergibles

2 Tambuchos para transporte de carga para la travesía y acampada

Línea de vida

Asas de porteo Musleras

Asiento y respaldo cómodo

Y ello, es cierto, pero estos mismos criterios, pueden incorporarlos otros tipos de kayak. Entonces, ¿qué es lo que caracteriza a un Kayak de Mar sobre otros tipos?.

Este Artículo tratará de establecer las diferencias que a nuestro entender, distinguen a  un Kayak de Mar de otro tipo de kayak, basándonos en los requerimientos que se desean de un kayak que va a navegar no solo por aguas tranquilas sino en mar abierto, con olas que incluso pueden sobrepasar la altura del palista.

 

Qué se tiene en cuenta cuando se desarrolla un kayak

 Por ser el Kayak de Mar una embarcación que navegará tanto en aguas tranquilas como en aguas bravas, sus formas hidrodinámicas deberán acercarse a los mismos requerimientos que cualquier otro tipo de embarcación para mar abierta, es decir, los siguientes: 

  • Capacidad para remontar la ola en proa y popa.

  • Estabilidad longitudinal, (relacionada con la anterior)

  • Estabilidad Transversal.

  • Resistencia longitudinal.

Y esto sin dejar de disponer de las características típicas de un kayak, como

  • Mínima resistencia al avance,

  • Estabilidad transversal,

  • Mínimo peso,

  • Etc.

 Veamos como influye cada uno de estos aspectos en el diseño del kayak:

  

Capacidad para remontar la ola

Como hemos dicho, el riesgo de encontrar una situación atmosférica adversa, está directamente relacionado con la duración de la navegación. Dispondremos de más garantías cuanto más preparado esté nuestro kayak para capear estas situaciones, al menos, para dar tiempo a buscar abrigo en caso de ir a mayores. Por ello, a nuestro entender, esta es la característica más deseadas de un Kayak de Mar.

Esta característica se obtiene en la elección del diseño del kayak, realizando una comparación de las dimensiones de nuestro kayak con otros similares. Por ejemplo:

 

 

En la figura anterior, comparamos un kayak con proa estilizada y el mismo kayak al que se le ha aumentado la manga en las amuras y las aletas. Ambos kayak, mantienen el mismo “Coeficiente de afinamiento”, por lo que línea de agua es la misma y por tanto, las características hidrodinámicas del casco.

 En el kayak “SouthCrux”, se ha aumentado la manga de las amuras y de las aletas, lo que le permitirá disponer de más volumen al cabecear, lo que se traduce en un mayor empuje para levantar la proa o popa. Veamos el efecto que produce la diferencia en la manga de las amuras y aletas.

 

Influencia en la Estabilidad Longitudinal

 La estabilidad longitudinal del kayak, es la condición de equilibrio que permite recobrar su posición inicial cuando lo sacan de su posición de equilibrio longitudinal elementos externos, tales como el encuentro su proa o popa con una ola. Por las formas alargadas del kayak, se deduce que debe disponer de una gran estabilidad longitudinal.

En la figura anterior, el kayak se encuentra en la flotación de equilibrio Lo,L1. Cuando se aproxima a una ola por la proa, se produce una inmersión de ésta, que aumenta el volumen de la carena en proa, mientras se reduce a popa, adoptando una flotación como Fo,F1. Esto produce un par de fuerzas que obliga al  kayak a retomar su posición de equilibrio Lo,L1. 

El desplazamiento del volumen a proa, será mayor cuanto mayor sea el volumen de la parte de proa sumergida. 

La comparación se ha hecho con dos kayaks, “NorthPole” y “SouthCrux”, cuya carena (“Obra Viva”), es la misma para ambos, estando en aguas iguales (aguas tranquilas), mientras que su  “Obra Muerta” es ligeramente distinta.  

Para ambos, se dispone de la “Línea de agua” con el kayak aproado 5º”, con objeto de comparar sus efectos y ver la diferencia entre las líneas de agua de los kayaks “NorthPole” y “SouthCrux”.

 En la figura siguiente, puede verse la silueta del mismo kayak (línea exterior) y la línea de agua (Línea interior).

 

 

 

Como puede verse a simple vista, por la comparación de ambas líneas de agua, al cabecear el kayak “SouthCrux”, ha desplazado su volumen más a proa que el kayak  "NorthPole”. Esto hace que al entrar en la ola, la proa del kayak “SouthCrux” produzca un par de fuerzas mayor para levantar la proa que el "NortPole" y recupere la posición de equilibrio longitudinal antes que éste.

 Influencia en la Estabilidad Transversal

 La estabilidad transversal, en menor aspecto que la Estabilidad Longitudinal, queda algo mejorada, ya que al escorar el kayak, también se amplían la manga las amuras y aletas, lo que ayuda a mantener la estabilidad transversal, sin necesidad de modificar la hidrodinámica del casco. El razonamiento es el mismo que para el caso de Estabilidad Transversal, aunque en este caso, es muy poco apreciable a simple vista. 

Resistencia Longitudinal

  La velocidad de un kayak está condicionada por las diferentes fuerzas que suman resistencia al avance, como la resistencia del aire debida al viento, la pérdida de energía debido a las cabezadas, etc.,  pero rara vez son importantes y nada que un palista cualificado no pueda reducir. No obstante, puede decirse que el factor principal para determinar la velocidad, es la Resistencia por Fricción.

 La resistencia de un cuerpo flotante en movimiento se compone de dos partes, Resistencia a la fricción (Rf) y  resistencia residual (RR). Estas pueden ser analizadas por separado.

 La Resistencia por Fricción es la que se produce debido al rozamiento entre el casco y el agua.

 La Resistencia Residual es la suma de todas las otras resistencias de los cuales las más importantes son la formación de olas y las guiñadas.

Froude propuso una fórmula sencilla para conocer la Resistencia por Fricción. La Fórmula de Froude se define como:

Rf = 0,97 x Cf x Sw x V ^ 2

donde:

 Rf         = Resistencia en libras

Cf         = coeficiente de fricción

Sw        = superficie mojada

V          = Velocidad en m / s

0,97     = constante de agua dulce

El área de la superficie mojada varía aproximadamente con la raíz cuadrada de la eslora y la primera 
potencia de la manga. Las ventajas de incrementar cualquiera de las dos, deben ser sopesadas con el 
efecto perjudicial que se produce al incrementar la superficie mojada.

El equilibrio entre la velocidad y eslora es una parte crítica del diseño. Podemos decir que un incremento de la eslora  no siempre representa una bendición incondicional.

 Lo que más caracteriza a cualquier kayak, es su baja resistencia al rozamiento.

 Como hemos visto, el hecho de tratarse de un kayak diseñado específicamente para mar abierta, no tiene porqué reducir su coeficiente de rozamiento. Si el casco está bien diseñado, debe haber sido optimizado de forma que la resistencia al avance sea similar a la de un kayak diseñado para aguas tranquilas.

 

Conclusiones

 Las razones para seleccionar un determinado Kayak de Mar, no solo deben estar condicionadas por razones prácticas o estilistas sino que sin minorar estas, deberían centrar muy especialmente en la capacidad para afrontar las condiciones adversas que pueden presentarse.

Quizás, estas condiciones se presenten una sola vez en la vida, pero en ese momento, nos alegraremos de haber hecho prevalecer la seguridad sobre el estilo.